Barra de herramientas de Www.ratondebiblioteca.es



25/4/12

Mámoas de Marraxón en Fene

   Tras el temporal se suele decir que llega la calma y dejamos atrás los vientos de 142 km/h que han llegado alcanzar localidades como la de Cedeira. Todavía con ciertos soplidos y gotas de agua nos acercamos al punto más alto de la ría de Ferrol, el Coto del Rey en el monte Marraxón situado en Sillobre, municipio de Fene.

   A 354 metros de altitud se encuentran las Mámoas de Marraxón, un total de 19 túmulos funerarios con más de 7000 años de historia de la época megalítica, la más importante de todas por ser de 5 metros de diámetro se ubica en el repetidor.

Mámoa de Marraxón

   Para llegar a ellas vamos a tomar la misma carretera del Castro de Orra pero continuamos más allá del km 2 hasta San Marcos. Antes de la capilla hay un desvío a mano izquierda asfaltado y muy estrecho pegado a una morada. Nos conducirá a un grupo de casas y en el segundo desvío, justo cuando la carretera deja de subir, tomamos otra estrecha a la izquierda y asfaltada también que comienza a subir, antes de una vivienda de dos plantas. Al final nos encontramos una T, la de la izquierda baja y la otra nos llevará al pequeño pueblo de Marraxón. Es el momento de dejar el coche y empezar a subir por un camino bautizado con el nombre de la cumbre hasta el repetidor.

   Es la primera y la más importante, aunque si seguimos por la red eléctrica llegaremos al resto. Otros nombres que reciben las mámoas son antas, madoñas, madorras, medelas, medoñas, medorras, modoñas, médoas y módoas. Su forma es circular y en ocasiones esférica, de muros anchos cubiertas de tierra y piedra, presentando un hueco en el centro si ha sido expoliada.

Mámoa de Marraxón

   Para finalizar decir que no es lo mismo un dolmen que una mámoa, aclaramos esto porque hay gente que los confunde o piensan que es lo mismo, tal vez porque el primero es masculino mientras que la segunda es femenina con la forma del pecho de una mujer, origen de su nombre.

12/4/12

Castro de Orra en Fene

   Los ayuntamientos colindantes a Ferrol son ricos en trigo y maíz por lo que los molinos y los hornos de pan poseen cierto prestigio, a pesar de su abandono por la falta de herencia familiar. Visitada anteriormente por este portal la zona de A Mourela en Neda, se dice que se extiende hasta Fene por donde accedimos al castro de Orra la pasada tarde.

Molinos en el Castro de Orra

   Antes del km 2 a la altura del nº 88 en el antiguo salón de baile de Sillobre, en el ayuntamiento de Fene por la carretera de A Capela donde en fechas pasadas sucedió la tragedia del incendio en las Fragas del Eume, encontraremos dos caminos después del estanco. Cualquiera de ellos nos conducen a Orra aunque se aconseja el primero. El pueblo comienza poco después del desvío asfaltado pero tendremos que llegar al final del mismo para acceder al castro de Orra. Antes del cartel A Lagarteira visualizamos otro camino a mano derecha que nos conducirá a la zona de los molinos pegados al castro, a pesar de que su acceso es un tanto primitivo conservando el estilo rústico del entorno.

Acondicionamiento del Castro de Orra

   A simple vista divisaremos los restos de cuatro molinos surcados por canales de piedra y varios cursos del río antes de llegar a los altos eucaliptos que limitan con el castro, pero cuidado porque hace 40 años cuando la ley de conservación del patrimonio arqueológico que data de la época de la dictadura de General Franco ya estaba vigente, la loma de este castro de ladera fue alisada para la construcción de la casa que adjuntamos en la fotografía y que su dueño es el propietario de este castro.

Casa en el Castro de Orra

   Por ese motivo no podemos precisar la altura ni tampoco la zona de los muros que colinda con el valle que se divisa, pero si nos da a entender su forma circular y cónica. A mayores entendemos que por su posición estratégica la función del mismo era la de vigilancia de las tierras fértiles de la zona.

Castro de Orra

   Lo que si podemos observar es la presencia de muros y viviendas de forma cuadrangular por la parte que colinda con la montaña y el río que discurre en su lateral, por lo tanto la más fuerte y mejor defendida, pero debemos de tener cuidado porque al menos el primero de ellos es posterior, así como la especie de puente que llega hasta la entrada principal de la casa.

Castro de Orra

   Con esto deciros que merece la pena visitarlo aunque por el ambiente que lo rodea, no por el yacimiento en si.

1/4/12

De nuevo me abres tu puerta

   El Torrente Ballester vuelve a su actividad normal desde el 27 de enero del presente año, tras el medio parón a causa de los cambios de gobierno en el ayuntamiento de Ferrol. La totalidad del centro se encuentra de nuevo en plena actividad con dos exposiciones, el ala izquierda alberga "Pouco antes da tormenta convén un pouco de humor" y la frontal con piezas de la colección del CGAC (Centro Gallego de Arte Contemporánea) de Santiago de Compostela titulada "Miradas cinematográficas". Estarán en ella hasta el 13 de abril, fecha que dará paso al comienzo de dos nuevas sobre arquitectura.

   Han bautizado las habitaciones y las esculturas y cuadros de la sala "Máximo Ramos" propiedad del ayuntamiento, sufrirán una mayor rotación. A mayores "La sala de proyectos" renovará cada 15 días sus exposiciones hasta finales de año. Durante el mes de abril se esperan dos, la primera comenzará el día 3 mientras que la segunda se calcula para el día 15 con pintura de por medio.

   La programación de la capilla será mensual para evitar la falta de publicidad en los programas de eventos que se añaden a posteriori, y el Teatro Jofre se encuentra en concurso dado que la empresa que lo gestionaba, ha finalizado contrato tras seis años. A la vuelta de las vacaciones sabremos quien será la nueva encargada dado que de esta vez se han presentado más y la anterior llegó tarde.

   Vamos ahora con las exposiciones presentes.

  Pouco antes da tormenta convén un pouco de humor

Pouco antes da tormenta convén un pouco de humor

   Los artistas Hans Hemmert, Chema Madoz, June-Bum Park, Miguel Rothschild, Diego Santomé y Peter Wüthrich dan un toque de humor con ambiente cinéfilo a unas piezas que están expuestas permanentemente en el CGAC.

   Al entrar nos encontraremos con una fotografía animada de un fragmento de una ciudad de la cual los edificios hablan en forma de bocadillos, seguidamente veremos a un globo amarillo encima de una "Vespa" y diferentes posiciones del mismo. La habitación ubica libros que se esconden debajo de una alfombra o caminan a través de una biblioteca con un total de nueve fotografías. Finalmente el coche nos transportará a la sala de arriba donde el vídeo de la fuerza bruta será capaz de mover un escenario a golpes y la central posee otro pequeño vídeo de coches a escala que son aparcados por una mano inocente e infantil. Más fotografías sobre medidas, prensas y reglas.

  Miradas cinematográficas

Miradas cinematográficas

   Los artistas Vito Acconci, Sergey Bratkov, Rui Calçada Bastos, Vari Caramés, Jhon Divola, Peter Downsbrough, Una Henry, Teresa Hubbard & Alexander Birchler, Jirí Kovanda, Marie-Jo Lafontaine, Zilla Leutenegger, Zilla Leutenegger, Christian Marclay, Tracy Moffatt, Florence Paradeis, Carlos Pazos, Eve Sussman y Marcel Van Eeeden completan el escenario de este cine virtual a modo de fotografía y vídeo.

   Primeramente tras las cortinas llegamos a un vídeo que desprende tristeza en su inmensidad. Una niña como protagonista, bajo la lluvia observa como la lluvia inunda cuencos, platos y vasos de cristal. Al entrar en su casa donde una reunión familiar la espera, las ventanas que darán juego a toda la planta, hace que salga de nuevo y un picnic de salsas industriales junto a una tarta de chocolate, aguasen su fiesta de cumpleaños.

   Junto al mismo encontraremos treinta fotografías en blanco y negro, sepia y 3200 grados Kelvin sobre película en blanco y negro como temática la lucha, la tristeza y la pobreza. La rampa nos seduce a un viaje, edificios y llamas hasta lienzos difuminados que finalizarán en la cumbre, la planta de arriba.

   Comienza el cine clásico y la muestra de un vídeo de actores famosos que simulan una conversación telefónica de principio a fin recorriendo los años 50 a los 80, incluso alguna secuencia de principios de los 90.







Síguenos...