Barra de herramientas de Www.ratondebiblioteca.es



3/5/12

Castro del Couto (Narón)

Mapa del Castro del Couto

   La zona del Couto en Narón se caracteriza por tener tierras fértiles todo el año, núcleos de bosques de buena madera y algo de pesca por estar situada al final de la ría de Ferrol. La presencia de varias iglesias y ermitas nos da a entender que es una zona tradicional y apartada de culto, pero actualmente por su mejoría en las comunicaciones tanto por vía férrea como por tráfico rodado, nos da a entender un aire de modernización. La presencia de casas adineradas, la construcción de urbanizaciones y su cercanía al ayuntamiento de Narón, la han convertido en una zona atractiva con su propio centro geriátrico entre otras cosas.

Restos de muros en una raíz

   Esta tarde inspeccionamos el Castro del Couto. Accediendo por la carretera que nos conduce al Monasterio del Couto del siglo XII, tras haber dejado la carretera de Castilla antes del ayuntamiento de Narón, tendremos que desviarnos a mano izquierda en el camino del molino casi a la altura del cruce.

Cuevas subterráneas de animales

   El cartel nos indica el Local Social, Picota y Cornido. Casi llegando al final y tras haber dejado el Local Social a mano derecha, el último terreno antes de la T a mano izquierda es el lugar que buscamos.

   Es el momento de abandonar el coche y accederemos al terreno por un leve terraplén donde existe un camino que nos conduce a una parcela rectangular con un frondoso bosque de pinos, eucaliptos y robles, algunos de ellos de avanzada edad y un terreno muy húmedo lleno de musgo y helechos. El fondo de tierra negra cubierto por hojarasca y lleno de cuevas subterráneas de animales y árboles que han sido derribados, enseñando en sus raíces restos de muros nos conducirá al final donde encontramos restos del castro.

Primer foso

   El foso principal de unos 25 metros de ancho y un muro interno de 15 metros de grosor. Todo el castro se encuentra enterrado y sin escavar, por lo que dichos fosos son rectos y no siguen el transcurso original.

   Una línea de árboles lo separa de una parcela de caballos electrificada y un camino de piedras nos conduce a la carretera cuyo nombre recibe el lugar del castro y a mano derecha, en el primer desvío cara abajo llegaremos a la Iglesia de Lodairo.

Segundo foso

   A pesar de la presencia de ruido, el centro parece una burbuja bucólica que nos aísla de lo urbano.

0 comentarios:







Síguenos...